Artículo – Voz Católica

Adoremus, un grupo musical que le canta a Jesús sacramentado

Open PDF File  Abrir artículo original Friday, September 25, 2015 | Raul Leon Perez – La Voz Catolica
El Grupo Adoremus esta integrado por ocho músicos católicos adoradores de Miami, todos latinos y miembros de varias comunidades de la Arquidiócesis.

Fotógrafo: RAUL LEON

El Grupo Adoremus está integrado por ocho músicos católicos adoradores de Miami, todos latinos y miembros de varias comunidades de la Arquidiócesis.

 

MIAMI | Regalar sus voces en noches de adoración eucarística es la misión principal que lleva a cabo un grupo de hermanos que conforman el grupo musical Adoremus, el cual está integrado por ocho músicos católicos de Miami, todos latinos y miembros de varias comunidades de la Arquidiócesis.

Desde hace varios años, muchos de sus integrantes ya realizaban, por separado, conciertos y charlas en sus respectivas comunidades y eventualmente unían sus voces para cantar en eventos esporádicos, pero no es hasta hace sólo 5 meses que deciden darle continuidad y nombre propio al ministerio que realizan, pero al unirse en este proyecto se han querido enfocar en la adoración a Jesús sacramentado, que es la fuente y cumbre de la fe del cristiano.

El P. Juan Torres quedó gratamente sorprendido cuando invitó al grupo a la Adoración Eucarística, en la parroquia Prince of Peace.

Fotógrafo: RAUL LEON

El P. Juan Torres quedó gratamente sorprendido cuando invitó al grupo a la Adoración Eucarística, en la parroquia Prince of Peace.

“Nos ha servido de inspiración la carta de San Juan Pablo II en la que invita a los artistas a poner al servicio del pueblo de Dios nuestros talentos; en el caso de nosotros la música”, nos dice Yeshica Yanes, integrante del grupo, “y esto lo conjugamos con las recientes palabras del Papa Francisco, cuando dijo que necesitamos estar frente al Santísimo para sentir la mirada amorosa de Jesús”.

El ministerio que realizan tiene también un aspecto evangelizador y misionero, al proponerse atraer a todos los fieles en torno de Jesús en la Eucaristía. Y para eso se han planteado aglutinar en torno a la adoración eucarística a 100,000 adoradores como una de las metas de este ministerio, por lo que tienen el cuidado de recoger las estadísticas de los participantes en cada jornada de adoración.

Generalmente, las noches de adoración duran dos horas, que transcurren de 8.00 p.m. a 10.00 p.m., aunque en algunos casos pueden extenderse hasta la medianoche, y durante ese lapso de tiempo todos participan con cantos de alabanzas y adoración, pero también interpretan cantos de acción de gracias y súplicas compuestas por los mismos integrantes de Adoremus o de otros autores cristianos.

Estos períodos de música son alternados por espacios de silencio contemplativo y tiempos de compartir testimonios, y espacios para elevar oraciones de súplicas y acción de gracias u otras que el Espíritu suscite.

También, durante este tiempo, se leen fragmentos de las Sagradas Escrituras o de otros autores que motiven a los presentes durante este tiempo de adoración eucarística.

“Con la autorización de sus respectivos párrocos, visitamos comunidades parroquiales y asistimos en la organización de noches de adoración apoyando la experiencia con la música, luminotécnica, y otras formas de arte”, dice Clarivel Mercier, coordinadora del grupo. “Generalmente, el ministerio trabaja en coordinación con los grupos de oración de cada comunidad, a quienes apoyamos en la labor que ellos realizan; en caso de no existir éstos, los párrocos pueden contactarnos directamente para coordinar fechas y otros detalles. A cargo de la parroquia corre la promoción de la asistencia del grupo y para ello le facilitamos el diseño gráfico de los impresos y otros materiales”.

Fotógrafo: RAUL LEON

“Hemos descubierto que estas horas de oración y recogimiento ante el Santísimo también son necesarias”.

Muchos son los testimonios a favor del ministerio que realiza Adoremus. El P. Juan Torres quedó gratamente sorprendido cuando los invitó a la adoración eucarística en la Parroquia Príncipe de Paz, y comenta: “La adoración eucarística es uno de los tesoros invaluables que tenemos los católicos, y es una de las tradiciones litúrgicas más antiguas que se han conservado con el pasar de los siglos, pero muchas veces observamos que los fi eles necesitan de una apoyatura, y no hay duda de que la música es para nosotros un medio para abrir los corazones y que el Señor obre; también las luces que ponen son elementos externos que ayudan a crear un ambiente, una atmósfera de recogimiento que facilita el encuentro personal con Dios”.

Para Isabel Vázquez y su esposo, integrantes del grupo, participar en el proyecto Adoremus les ha completado la labor que realizan en la Renovación carismática. “Nos gustan las noches de alabanzas, pero hemos descubierto que estas horas de oración y recogimiento ante el Santísimo, también son necesarias para recibir la paz y el amor de Dios, que necesitamos todos.”

Con estos ocho músicos colabora Luis Tejeda, sonidista del proyecto, quien dice que “cada vez que venimos a estas jornadas y vemos cómo Dios se manifiesta, nos animamos más cada vez a colaborar”. También un grupo de jóvenes apoya en la recopilación de testimonios, y la conformación de una base de datos e información que permita la divulgación del trabajo que realiza Adoremus.

Adoremus no es un proyecto cerrado y concluido, por lo que está abierto a recibir a todas aquellas personas que quieran sumarse para colaborar en el servicio, específicamente en las luces y en el sonido de las noches de adoración en que participan. Se necesitan personas que ayuden en la parte gráfica y de promoción. Aunque sus miembros reconocen que el proyecto es muy joven, confían en que el Señor lo hará crecer aún más para gloria de su obra.

Todas las comunidades que quieran enriquecerse con este ministerio, pueden contactarlo a través del teléfono de Clarivel Mercier, coordinadora del proyecto: 305-546-8343; también mediante el correo electrónico info@adoremusmia.com. O pueden buscar en las redes sociales, en facebook.com/adoremusMIA.

Luis Tejeda, primero desde la izquierda, dice que “cada vez que venimos a estas jornadas y vemos como Dios se manifiesta, nos animamos más cada vez a colaborar

Fotógrafo: RAUL LEON

Luis Tejeda, primero desde la izquierda, dice que “cada vez que venimos a estas jornadas y vemos como Dios se manifiesta, nos animamos más cada vez a colaborar”.


^